Por favor espere... Los resultados de su búsqueda se mostrarán a continuación.
Niña en el campo

Alergología

La alergia al polen: las flores que dan vida también pueden ser nocivas

Edita: David Martinez Lleida 10/abr/2015

El polen es una de las principales causas de alergia nasal, bronquial y conjuntival. Se estima que una quinta parte de la población padece este tipo de reacciones.

Llega la primavera y con ella uno de los principales factores desencadenantes de la alergia durante esta estación del año: el polen.

Cuando se acaba el invierno, muchas plantas comienzan a producir una gran cantidad de granos de polen que se esparcen por la atmósfera para que se pueda producir la fecundación de las flores. Aunque mayoritariamente estos granos resultan inofensivos, hay un 20% de la población que padece alergia nasal y/o bronquial, como reacción del cuerpo a la inhalación, con el acto de la respiración, de estas partículas microscópicas.

¿Qué es el polen?

Los granos de polen son los vehículos que utilizan las plantas para reproducirse y así dar lugar al fruto. Para que pueda producirse la polinización, este polen debe pasar de la parte masculina a la femenina de la planta, lo que se produce gracias a la acción del aire o de los insectos.

¿Qué es la alergia al polen?

Las sustancias que componen el grano de polen pueden provocar, en personas que están sensibilizadas, una reacción alérgica en la nariz, los ojos o los bronquios. Se puede ser alérgico a uno o varios tipos de pólenes, ya que no todos son iguales. Por eso cuando decimos que tenemos alergia a estas sustancias, la pregunta que sigue es: “a qué tipo polen?”

Cada planta tiene una época de polinización. La mayoría lo hacen en primavera pero otras lo hacen en verano, en otoño e incluso en invierno. El viento transporta el polen a kilómetros lejos de su lugar de origen; y en los días de viento y calor la cantidad de polen en la atmósfera aumenta considerablemente; en cambio la lluvia hace que descienda su concentración ya que limpia la atmósfera.

Las plantas con flores vistosas no suelen provocar alergia ya que del transporte de su polen se encargan los insectos y, además, es demasiado grande para penetrar en nuestras vías respiratorias.

Es posible tener síntomas fuera de la estación polínica debido a la inflamación residual que deja la alergia. Muchas personas con alergia al polen tienen erupciones cutáneas cuando tocan o comen alimentos vegetales (frutas, frutos secos, hortalizas, especias …) o restos de plantas.

¿Cómo se diagnostica la alergia al polen?

Cuando una persona sufre síntomas respiratorios en una época concreta del año y en más de dos años seguidos es conveniente consultar al alergólogo quien, en su caso, realizará unas pruebas para determinar la posible causa de la alergia. Una vez hecho el diagnóstico, estaremos en condiciones de adoptar las medidas de prevención y de llevar a cabo un tratamiento específico.

¿Qué se puede hacer para mejorar los síntomas alergia al polen?

Antes de empezar cualquier tratamiento antialérgico lo que hay que hacer es adoptar ciertas medidas ambientales durante la época de polinización, ya que reducir la inhalación de polen conlleva a una reducción significativa de los síntomas. Evitarlo del todo no es posible, pero hay algunas pautas que nos pueden ayudar:

  • 1 En casa, mantener el mayor tiempo posible las ventanas y puertas cerradas.
  • 2 Los días de viento y soleados, procurar estar poco al aire libre y, si lo hacemos, tomar la medicación (antihistamínico, colirio, spray nasal) antes de salir.
  • 3 En el coche, cerrar ventanas y utilizar el aire acondicionado; si es posible con filtro antipolen.
  • 4 Utilizar gafas de sol puede ayudar a aliviar las molestias oculares.
  • 5 Ser muy prudentes con las salidas al campo, a los parques o realizar trabajos de jardinería ya que pueden desencadenar síntomas especialmente intensos.

Se puede hacer un tratamiento sintomático con fármacos y, según la intensidad y la frecuencia de las molestias, plantear un tratamiento con inmunoterapia (vacuna para la alergia), que deberá iniciarse unas semanas antes de la floración y que consiste en administrar dosis repetidas del polen al que se tiene alergia, por vía subcutánea o por vía sublingual. Las vacunas para la alergia estimulan el organismo para que pueda tolerar mejor el polen que está provocando la reacción alérgica.

Con qué plantas hay que tener un especial cuidado?

De las que están más presentes en nuestro entorno, destaca el polen que generan:

Barella (Salsola)

Barella (Salsola)

Blet blanc

Cenizo blanco

Plataner

Platanero

Xiprer

Ciprés

Gramínies

Gramíneas

teniendo en cuenta su producción según la época del año

Calendari de polinització a Lleida ciurtat

Para datos más exactos y concretos, puede ser muy útil consultar los siguientes enlaces:

Y también descargar Apps para teléfonos inteligentes y tabletas como:

  • Al K Polen
  • Alerta Polen
  • Polen Control

Debemos pues, estar muy alertas a cualquier síntoma que sea atribuible a una alergia por esta sustancia tan presente en la naturaleza ya que, no sólo hay que calmar el malestar que provoca, sino que debemos ser conscientes de que una rinitis mal tratada conlleva, en la mayoría de los casos, una clara alteración de la calidad de vida, un mal descanso nocturno y complicaciones tales como padecer sinusitis o queratitis en los ojos, o incluso acabar desarrollando asma.

Una vez más prevenir es lo más recomendable. Por lo tanto no dudéis en consultar al alergólogo ante cualquier señal.

 Video

Intervención del Dr. Marqués en el reportaje del informativo Telenotícies TV3, en calidad de Presidente de la Asociación Catalana de Alergología, alertando del exceso de polen de esta primavera y las consecuencias para las personas alérgicas a esta sustancia de la naturaleza.

Fecha: 07/04/15

Dr. Lluís Marquès Amat

Dr. Lluís Marquès Amat
Alergólogo

Noticias relacionadas