Por favor espere... Los resultados de su búsqueda se mostrarán a continuación.
Masaje espalda

Medicina Familiar y Comunitaria

Las bondades del masaje bien hecho

Edita: Avantmèdic Lleida 26/feb/2018

No todos los masajes son iguales y no todos sirven para todo, pero si, cualquier patología sea la que sea, así como cualquier estado emocional, se beneficia de un tipo de masaje determinado. El masaje ha de ser concreto y específico para cada problema, acompañando a los tratamientos farmacológicos que cada caso requiere.

El masaje probablemente es el recurso natural más antiguo que el ser humano utilizó para proporcionarse alivio contra el dolor. Comenzó a ser desarrollado como un método terapéutico hacia el año 1.800 a.C. por civilizaciones milenarias como la china y la hindú y también fue muy utilizado y extendido por los romanos y los griegos.

Ya en épocas remotas, y conforme se iban descubriendo y adquiriendo conocimientos sobre medicina, se observó, que el masaje, aplicado directamente en el tejido blando del cuerpo actuaba directamente en la circulación de la sangre, los ganglios linfáticos y la función metabólica, mejorando la salud y aliviando el dolor muscular y el cansancio o el estrés.

Así pues, puede afirmarse que la evolución del masaje y uso ha ido en paralelo al de la sociedad en general, y a la de sus diversas culturas, hasta convertirse en la técnica de «tacto estructurado» que hoy conocemos.

Existen diversos tipos de masaje, desde el de relajación hasta el afectivo o sensual; pasando por el específicamente terapéutico del ámbito sanitario y el del ámbito deportivo, destinado a mejorar la actividad física.

Cada tipo de masaje es específico para abordar cada patología o necesidad, por eso requiere un profesional determinado.

No todos los masajes son iguales y no todos sirven para todo, pero sí que, cualquier patología -sea la que sea-, así como cualquier estado emocional, puede beneficiarse de un tipo de masaje determinado. En este sentido, el masaje ha de ser concreto y específico para cada problema, acompañando a los tratamientos farmacológicos que cada problemática requiere.

Es importante saber que no por tener un título ya se está bien capacitado para dar masajes; ya que, como decía, cada tipo de masaje es específico para abordar cada patología y, por eso requiere un profesional determinado. Debemos ser conscientes del riesgo que supone un masaje inadecuado ejecutado por una persona no suficientemente preparada; pues, sencillos problemas osteoarticulares, en las manos incorrectas pueden cronificar o empeorar poniendo en riesgo nuestra.

Hecha esta alerta, me referiré brevemente a las bondades e incidencias del buen masaje aplicado en unas situaciones concretas.

Importantísimo, el masaje anterior y posterior a una intervención quirúrgica, y lo mismo si hablamos de la reestructuración orgánica de nuestro equilibrio interno en tratamientos agresivos tipo quimioterapia. En ocasiones -al margen de las valiosas manos del especialista médico- preparar nuestro cuerpo con masajes adecuados mejorará el resultado de una intervención.

En muchos casos, preparar nuestro cuerpo con masajes adecuados mejorará el resultado de una intervención quirúrgica.

Enfocados al bienestar de la futura mamá, existen al menos seis tipos de masaje diferentes, planificados según el mes de gestación y las características de la paciente, así como el tipo de embarazo, si es primeriza etc.; y lo mismo para mejorar durante la etapa del post parto.

A demás, según los últimos estudios -especialmente los del prestigioso psicólogo francés Marc Frechét, con su “Proyecto sentido”-, estos masajes específicos no solo son beneficiosos para la madre sino también para el bienestar del bebé, ya que inciden directamente en el futuro desarrollo de su personalidad. Me gustará hablaros de este tema con más detenimiento en otra ocasión.

En otra consideración más holística de la naturaleza humana, quiero hacer mención a la acupuntura para señalar que nuestro cuerpo esta recorrido por multitud de canales energéticos. Imaginemos infinidad de cables eléctricos recorriéndolo en toda su extensión y como estos canales dan o quitan energía. Desde esta perspectiva, el masaje actúa además a nivel de los diferentes grupos musculares, “aportando o robando” energía a muchos de nuestros órganos internos.

Con este pequeño artículo solo pretendo colocar, al masaje en el lugar que debe estar; darle la categoría que tiene; y tomar conciencia de su importancia en nuestra salud. Avantmèdic en los últimos cinco años ha apostado firmemente en promocionar el masaje como fuente de bienestar y complemento clave para la salud. Y es por ello que cuenta con un muy cualificado equipo de profesionales, minuciosamente elegidos, preparados en cometidos diferentes, siempre respaldados por todo un equipo de expertos clínicos, médicos de familia, traumatólogos, reumatólogos, etc. que, en definitiva, resguardamos su labor con el paciente y los asesoramos con el objetivo y compromiso de equipo para obtener los mejores resultados.

Dr. David Bartolomé Domínguez

Dr. David Bartolomé Domínguez
Médico de familia

 

 

Noticias relacionadas