Por favor espere... Los resultados de su búsqueda se mostrarán a continuación.
Madre a los 40

Obstetricia, Reproducción

Ser madre a partir de los 40

Edita: David Martinez Lleida 09/mar/2015

Ser madre a partir de los 40 es cada vez más habitual. En los últimos meses han sido muchas las famosas que han ayudado a normalizar una situación que es inevitable por la falta de conciliación y estabilidad económica.

La edad, ¿es determinante para el embarazo o la crianza? Algunos de los tópicos asociados a las mujeres embarazadas o que tienen a su hijo a partir de los 35 años (más o menos cuando se reducen las posibilidades de quedarse embarazada, aunque como explica el ginecólogo Josep Aixalà en la entrevista que recogemos en este artículo, depende de cada mujer) señalan que tienen más posibilidades de sufrir depresión posparto; que el embarazo es más problemático, con más náuseas, hipertensión o diabetes gestacional; que el parto y el posparto es más complicado y en vistas a la crianza, tienden a ser sobreprotectoras.

Los expertos coinciden en destacar que no es tanto la edad lo que importa sino el estado de salud y físico en que se encuentra la madre en el momento de la concepción.

El estilo de vida (alimentación y ejercicio físico) es más importante que la edad. Efectivamente ha habido un cambio y las mujeres retrasan la maternidad, pero hoy en día las chicas se cuidan mucho y parecen más jóvenes de lo que lo parecían nuestras abuelas, que con 40 años puede que ya fuesen por el octavo hijo.

El 50% de los tratamientos de fertilidad que se realizan en Avantmèdic se hacen en mujeres de más de 35 años, tal como explica el doctor Aixalà.

Las estadísticas son claras. El año 2013 aumentaron un 23% el número de partos de madres en esta edad respecto al año anterior (según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística) en España, donde desde 1990 las madres han sumado 3, 4 años a la edad de tener el primer hijo pasando del 26,8 a 30,4. Según los datos del INE, la media de edad de las madres en Lleida se sitúa en los 29 años y pico. En la provincia, además, no hacen más que aumentar año tras año los partos de madres que superan los 40.

Entrevista al Dr. Josep Aixalà

“Importan más los hábitos que la edad de la madre”

Josep Aixalà es ginecólogo en el hospital Arnau de Vilanova y el centro Avantmèdic, donde además hacen tratamientos de fertilidad. Desde su experiencia, la edad de la madre no es tan importante como el estilo de vida que lleva. El reloj biológico existe, sí, pero no en paralelo con la fecha de nacimiento.

Muchas veces se hace referencia al reloj biológico. En este sentido, ¿hay una edad límite para ser madre?

Es difícil hablar de un reloj biológico o de una edad límite para plantearse la maternidad. Quizá la edad no es tan importante como el estilo de vida y los hábitos que tiene la madre. Hay mujeres que con 40 años que cuidan la alimentación y hacen deporte, que están mejor que otras mujeres más jóvenes. Esto también afecta a la recuperación del parto. Tampoco va ligado a la edad, he visto chicas jóvenes con postpartos más complicados que mujeres de 40. No hay nada escrito, hay que analizar cada caso. Lo que está claro es que un correcto asesoramiento reproductivo podría evitar problemas en una futura fertilidad.

¿Qué riesgos tiene la maternidad a partir de los cuarenta?

Los principales riesgos asociados a la edad serían la hipertensión y trastornos metabólicos como la diabetes. Para el bebé, todos los derivados del incremento de la prematuridad y también aumentan las posibilidades de malformaciones congénitas. Es muy importante llevar un correcto control del embarazo.

Si alguna mujer, cerca de los 40, se pregunta cuál es el último tren de la maternidad, ¿qué diría?

Diría que a partir de los 37 años se reducen mucho las posibilidades. Más del 50% de los tratamientos de fertilidad que realizamos en Avantmèdic actualmente es mujeres más mayores de 35 años. Recomendaría una visita preconcepcional al ginecólogo, la matrona o al médico de cabecera, a todas las mujeres independientemente de la edad para conocer si hay riesgos a tener en cuenta durante el embarazo.

¿Qué tipo de tratamientos?

Básicamente son dos: la inseminación y la fecundación in vitro, esta última tiene múltiples variantes y procedimientos. No hay un tratamiento por edad, sino que depende de la causa de esterilidad. Si es materna, el principal factor limitante para concebir es tener óvulos propios, la reserva reproductiva del ovario que disminuye con la edad teniendo como punto de inflexión los 37 o 38 años, como decía antes.

¿Recomendaría a las mujeres que congelen óvulos cuando estén en edad fértil para asegurarse la maternidad si se la plantean a los 40?

Lo recomendaría siempre sustentándose en un correcto asesoramiento, depende de cada mujer o pareja y de sus deseos.

¿Cómo funciona la congelación de óvulos?

La técnica que se utiliza es la vitrificación, que es una especie de congelación ultrarrápida a bajas temperaturas. Es necesario realizar un ciclo de hiperestimulación ovárica controlada y una punción folicular del ovario en quirófano para obtener los ovocitos para vitrificar y de esta manera conservar el potencial reproductivo. Depende de la cantidad de medicación que necesite la mujer para hacer el proceso, éste puede costar de entre 4.000 a 6.000 euros.

La posibilidad de tener gemelos, ¿aumenta con la edad?

En principio, no. Tradicionalmente, las técnicas de reproducción asistida se han asociado a una mayor tasa de gestaciones múltiples, lo que está mejorando mucho con la individualización de los casos y el aumento de eficiencia de los tratamientos.

Fuente: Diari Segre (Revista Lectura)

Noticias relacionadas