Por favor espere... Los resultados de su búsqueda se mostrarán a continuación.

Estudio de la pareja estéril e infértil

Se habla de esterilidad cuando una pareja no consigue un embarazo transcurridos de 12 a 18 meses, a pesar de tener un número adecuado de relaciones sexuales sin tomar medidas de protección. Se habla de infertilidad cuando una pareja no consigue una gestación a término, independientemente de los tiempos considerados. Es decir, que ha tenido dos abortos consecutivos o tres alternos.

El estudio de la pareja estéril e infértil se realiza de forma simultánea a la pareja que acude para saber las causas que explican la falta de embarazos o la pérdida reiterada de los mismos.

Alcanzar un diagnóstico preciso de la causa de la esterilidad o infertilidad en un pareja es primordial para las posteriores técnicas de reproducción asistida. El estudio protocolizado de la pareja estéril es la base de un futuro éxito en los tratamientos. El primer paso es realizar una historia médica, social y psicológica de la mujer o de la pareja: antecedentes quirúrgicos, estilo de vida, hábitos sexuales, antecedentes obstétricos, antecedentes familiares… Normalmente se inicia el proceso con el hombre, que condiciona los resultados del estudio femenino. Una vez se excluye el factor masculino, se prosigue con el análisis femenino.

Estudio de la mujer

El objetivo básico del estudio de la esterilidad en la mujer es valorar la función ovárica, tubárica y endometrial, empezando por una exploración ginecológica, una analítica hormonal y una ecografía ginecológica. Posteriormente, y según el caso, el estudio se puede completar con otras pruebas, como la histerosalpingografía, la laparoscopia, los tests dinámicos y los estudios genéticos, cromosómicos, inmunitarios y/o de trombofilias. También habrá que estudiar problemas físicos o psíquicos, como el vaginismo y la dispareunia.

Estudio del hombre

En el estudio de la esterilidad masculina, el objetivo principal es determinar la calidad del semen mediante el seminograma, que consiste en un análisis microscópico y bioquímico de una muestra de semen obtenida por masturbación. Con este estudio se valora la cantidad, movilidad y morfología de los espermatozoides.

Posteriormente, también se pueden realizar diferentes pruebas complementarias en función de cada caso, tales como la analítica hormonal, los tests dinámicos y los estudios genéticos, cromosómicos y/o inmunitarios.

En el caso de que los resultados del seminograma indiquen un factor masculino, es decir, bajo número de espermatozoides (oligospermia), ausencia de espermatozoides (aspèrmia), baja movilidad (astenospèrmia) y/o morfología alterada (teratospèrmia), será necesaria una visita con el especialista en andrología para realizar pruebas como cultivos de semen, biopsias testiculares, estudios de cromosomas espermáticos y/o estudios genéticos moleculares para determinar el origen del problema y realizar el tratamiento adecuado.

También habrá que descartar problemas físicos o psíquicos como la impotencia, la eyaculación precoz o la dispareunia.

Causas de la esterilidad femenina

Cada vez se conoce más que la calidad del óvulo es vital importancia y que ésta se relaciona directamente con la edad de la mujer. Por este motivo las mujeres en edad avanzada tienen óvulos de capacidad reducida de fertilización por varios factores:

  • Factor ovárico: no se producen óvulos maduros (anovulación) o los óvulos no maduran correctamente, generalmente por desregulación hormonal.
  • Factor tubárico: existe una obstrucción parcial o total de una o ambas trompas de Falopio, mayoritariamente a causa de infecciones, o bien por adherencias o endometriosis.
  • Factor uterino: presencia de malformaciones uterinas que dificultan la implantación o el desarrollo correcto del embrión.

Causas de esterilidad masculina

En el caso de los hombres, para lograr que la mujer se quede embarazada, es necesaria una buena función sexual (erección y eyaculación) y espermática (espermatozoides normales).

  • Causas hormonales: provocan una incorrecta formación y/o maduración de los espermatozoides. Generalmente se deben a una desregulación o déficit hormonal.
  • Causas testiculares: son debidas a múltiples factores y afectan directamente el testículo; por ejemplo, enfermedades hereditarias o congénitas, traumatismos o drogas de abuso.
  • Problemas de eyaculación: por ejemplo, la eyaculación precoz o retrógrada.
  • Otras causas: por ejemplo, la obstrucción de los conductos responsables de transportar los espermatozoides, por infecciones, malformaciones congénitas, cirugía o traumatismos, o la baja movilidad de los espermatozoides, que puede ser debida a problemas adquiridos o congénitos; también pueden causar esterilidad masculina determinadas alteraciones genéticas o inmunitarias.
    •  

Solicitar cita

captcha
Acepto los términos y condiciones