Por favor espere... Los resultados de su búsqueda se mostrarán a continuación.

Suelo pélvico

Diferentes estudios confirman que después del parto hasta un 35% de mujeres sufren incontinencia urinaria al levantar peso, saltar, correr, estornudar o toser. Esto se debe al aumento de la presión abdominal propio de estas circunstancias, que incide sobre la vejiga y una musculatura del suelo pélvico debilitada.

Sea cual sea la causa, lo importante es que afecta a más mujeres de las que lo manifiestan y que se puede tratar de forma natural mediante unos ejercicios y técnicas muy eficaces si se practican con regularidad.

¿Qué es el suelo pélvico?

Es el conjunto de músculos que sujetan las estructuras de la pelvis (la vejiga, el recto y el útero). Es atravesado por una serie de elementos que comunican la parte interior con el exterior: la uretra, el ano y, en las mujeres, la vagina.

Es una hamaca flexible que, si se encuentra debilitada o lesionada, no sujeta correctamente y puede ocasionar diferentes transtornos.

¿Qué causa su debilitamiento?

  • Embarazo y parto: Durante el embarazo el peso del útero y el feto, y también el parto vaginal, debilitan la musculatura.
  • Menopausia: a falta de estrógenos (hormonas femeninas) produce la atrofia de los tejidos.
  • Estreñimiento crónico: el aumento de la presión intraabdominal y el sobreesfuerzo generan estrés sobre la musculatura.
  • Practicar deportes de impacto: todas aquellas prácticas deportivas donde haya saltos que aumenten la presión abdominal, suponen impactos repetidos sobre estas estructuras.
  • Obesidad: aumenta la presión intraabdominal y debilita la musculatura.
  • Malos hábitos diarios: como retener durante mucho tiempo la orina, hacer presión al orinar, llevar ropa muy ajustada, …

Patologías causadas por el debilitamento

  • Incontinencia urinaria: Es la pérdida involuntaria de orina objetivamente demostrable, que constituye un problema higiénico, social y psicológico. Según su origen distinguimos diferentes tipos:
  • Incontinencia de esfuerzo: pérdida involuntaria y repentina al aumento de la presión abdominal brusca al realizar esfuerzos (toser, estornudar,reír, saltar…)
  • Incontinencia de urgencia: va asociada a un deseo urgente de orinar, que no se puede controlar, causado por contracciones del músculo de la vejiga.
  • Prolapsos: Descenso de alguno de los órganos que sujetan los músculos del suelo pélvico, como la vejiga, el recto y el útero.
  • Disfunciones sexuales:
    • Dispareunia: Dolor durante el coito, provocado por cicatrices (episiotomia) o por hipertonia alguno.
    • Vaginismo: Contracción involuntaria de la vagina que dificulta la penetración y/o el coito.

Solicitar cita

captcha
Acepto los términos y condiciones