Por favor espere... Los resultados de su búsqueda se mostrarán a continuación.
Sistema urinario masculino

Urología

Grandes avances en Urología. La Cirugía mínimamente invasiva

Edita: David Martinez Lleida 20/feb/2017

Los nuevos avances tecnológicos enfocados a la Cirugía urológica permiten actualmente tratamientos quirúrgicos mucho menos agresivos y con mejores resultados respecto a los de tan solo hace una década. Hoy en día casi todas las intervenciones se pueden llevar a cabo mediante las nuevas técnicas, dejando la cirugía abierta para casos muy específicos.

La Urología es la especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las patologías que afectan al aparato urinario que engloba: riñones, uréteres, vejiga y uretra; glándulas suprarrenales; y retroperitoneo de hombres, mujeres y niños. Cuenta también con una subespecialidad: la Andrología, que se encarga del estudio, diagnostico y tratamiento del aparato reproductor masculino.

Existen múltiples patologías urológicas. Podríamos relacionar entre las más comunes: los cálculos renales y ureterales, el crecimiento benigno de la próstata, así como el cáncer en los distintos órganos que componen este sistema (riñón, de próstata, de vejiga, de uretra, de testículos y de pene). Otro segmento de patologías lo ocupan: la incontinencia de orina de esfuerzo y de urgencia por hiperactividad vesical, las infecciones, el dolor pélvico, la infertilidad masculina y la disfunción sexual.

Actualmente el 99% de la Cirugía urológica se puede llevar a cabo mediante técnicas mínimamente invasivas.

La Urología es una especialidad muy quirúrgica que ha ido cambiando a lo largo de los años, hasta llegar a un punto donde la cirugía mínimamente invasiva se ha instaurado como opción quirúrgica primaria.

Como cirugía mínima invasiva entendemos la cirugía lapararoscópica, con la reciente incorporación de la cirugía con visión 3D, la cirugía robótica, la cirugía endoscópica y la cirugía percutanea. De todas ellas, los urólogos de Avantmèdic hemos sido precursores en Lleida.

Hablemos brevemente de cada una de estas técnicas.

La Cirugía laparoscópica consiste en crear un espacio virtual con la ayuda de un insuflador de CO? hacia el interior del paciente y cuando ya esta el espacio creado, se puede acceder al mismo realizando pequeñas incisiones, en las que se colocarán los diferentes elementos de trabajo, llamados trocares. A través de éstos se introducirá una óptica con luz incorporada e instrumental quirúrgico para llevar a cabo la intervención. Esta técnica se utiliza mayoritariamente para solucionar patologías de tipo oncológico y del suelo pélvico.

Se han realizado muchos estudios en distintos centros especializados con la intención de comparar la cirugía laparoscópica con la abierta, para determinar cual suponía más beneficios para el paciente, en las diferentes técnicas quirúrgicas. Las conclusiones han sido más ventajosas para la laparoscopia, que consigue que los pacientes presenten menos dolor postoperatorio, resultados estéticos más óptimos -por la desaparición de grandes cicatrices- así como una mejor y más rápida recuperación ya que se disminuye considerablemente la necesidad de estancia hospitalaria.

Contamos también con la Cirugía endoscópica y la percutánea renal para tratar mayoritariamente las litiasis (piedras en el sistema urinario). La endoscopia permite el acceso a todo el sistema urinario, a través de la uretra, hasta llegar al riñón. Una vez alcanzado el cálculo existente, se fragmenta en pequeñas partículas mediante energía neumática o láser, las cuales se extraen por el mismo conducto gracias a un sistema de aspiración.

La Cirugía percutánea, se emplea para el tratamiento de grandes cálculos renales que no se pueden tratar con las técnicas convencionales extracorpóreas y endoscópicas y que precisarían de cirugías más invasivas. Está intervención consiste en la punción del riñón y, con una pequeña incisión, se crea un trayecto, con dilatadores, entre el riñón y el exterior que permite el acceso a los cálculos para llevar a cabo su fragmentación y su posterior extracción.

Como indicábamos al principio de este pequeño artículo, actualmente el 99% de la Cirugía urológica se puede llevar a cabo mediante las técnicas que os hemos explicado que permiten un tratamiento quirúrgico mucho menos agresivo que conlleva importantes ventajas para el paciente: menor dolor, hospitalización, tiempo de recuperación y cicatrices.

Ante cualquier duda o situación de salud o bienestar que os preocupe del ámbito en el que hemos desarrollado nuestra especialidad médica y actualización quirúrgica permanentes, estaremos encantados de poder aconsejaros y atenderos en Avantmèdic.

Dr. Jesús Guajardo Guajardo Dr. Guajardo Especialista en Urología
Dr. David Garcia Belmonte Dr. Garcia Belmonte Especialista en Urología
Dr. Jaume Pelegrí Gabarró Dr. Pelegrí Especialista en Urología

Noticias relacionadas