Por favor espere... Los resultados de su búsqueda se mostrarán a continuación.
Pareja feliz haciendo deporte

Medicina del Deporte

Lesiones deportivas. Mejor prevenir que curar

Edita: David Martinez Lleida 28/oct/2015

La práctica de deporte, ya sea de competición o recreativo, conlleva lesiones de nuestro aparato locomotor. Para prevenirlas y controlar su gravedad, -tanto en el caso de deportistas federados y/o amateurs como de personas sometidas a un programa de entrenamiento- es muy recomendable analizar y controlar todos los factores de riesgo que pueden interactuar en cada individuo.

Las prácticas deportivas, ya sean competitivas o recreativas, se asocian a un gran número de lesiones del aparato locomotor. A pesar de que algunas de estas lesiones son compartidas por múltiples disciplinas, otras son específicas de un deporte determinado. Incluso en un mismo deporte, en función del papel que desempeña el deportista, el riesgo de un tipo u otro de lesión puede aumentar. Algunas de las lesiones han tomado como nombre propio el del deporte que más las genera. Es el caso de: el codo del tenista, la rodilla del saltador o el hombro del lanzador.

Diferentes factores se han identificado en la aparición de lesiones deportivas y su estudio y control forman parte de los programas de prevención. Factores extrínsecos (del exterior) como la temperatura, la disciplina deportiva, el material y equipamiento, los bajos niveles de fuerza, la planificación del entrenamiento, calentamiento inadecuado, la fatiga o el sobreentrenamiento se han relacionado con el riesgo de lesionarse. También factores intrínsecos (propios del deportista) como la edad, el sexo, la composición corporal, el componente genético y la existencia de lesión previa influyen en el riesgo de lesión.

Por ejemplo, si una persona decide iniciarse en la carrera y quiere reducir el riesgo de lesión deberá adaptar:

  • el entrenamiento a su edad,
  • a su nivel de condición física,
  • al conocimiento técnico,
  • a su nivel de salud,
  • descansar entre los entrenamientos,
  • seleccionar los terrenos y los horarios más adecuados,
  • estar bien hidratado,
  • utilizar calzado adecuado,
  • no olvidarse de calentar
  • y realizar ejercicios complementarios.

No obstante, a pesar de las intervenciones para reducir el riesgo de lesión es casi inevitable que el deportista las sufra. En el peor de los casos las estrategias preventivas pueden llegar a reducir el impacto de la lesión; y, la atención rápida y precisa, las complicaciones.

Estrategias preventivas pueden llegar a reducir el impacto de la lesión. En el campo de las lesiones también es mejor prevenir que curar!

Para prevenir las lesiones deportivas y controlar la gravedad de éstas es necesario controlar todos los factores de riesgo tanto de los deportistas federados y/o amateurs como de las personas que están sometidas a un programa de entrenamiento. Las estrategias para reducir las lesiones y las complicaciones forman parte de las intervenciones que llevamos a cabo en la consulta de Medicina Deportiva en AVANTMÈDIC.

En algunos casos las aplicamos aprovechando la visita que el deportista hace para realizar una prueba de esfuerzo, para que se le prescriba una dieta, o cuando hay que indicar ejercicio a un paciente con finalidad preventiva o terapéutica. En otros casos de lesión, junto con el tratamiento, revisamos los factores de riesgo para evitar recaídas. Cuando un deportista o practicante se lesiona más de lo esperado o cronifica una lesión también valoramos estos factores para solucionar el problema.

Desde la consulta de Medicina Deportiva de nuestro centro, conscientes de la necesidad de hacer ejercicio físico para la salud y del riesgo de lesión que algunas veces implica esta práctica, queremos fomentar la salud del deportista aprovechando este medio de divulgación.

Con éste breve artículo que dirigimos a deportistas profesionales o amateurs, y a todo aquel que está desarrollando un programa de ejercicio para controlar o tratar alguna enfermedad, queremos sensibilizar de que en el campo de las lesiones, también es mejor prevenir que curar. Solo así conseguiremos la finalidad de disfrutar de la práctica y obtener el máximo rendimiento tanto desde el punto de vista deportivo como desde el de la salud.

Dr. Guillermo Torres Casado

Dr. Guillermo Torres Casado
Especialista en Acupuntura médica y Medicina del Deporte

Noticias relacionadas