Nutrición y dietética

La Restricción Calórica (RC) en la nutrición de hoy, un condicionante de la calidad de la vejez de mañana

, , Y



La adopción de una nutrición adecuada es, de entre todos los factores involucrados en el retraso del proceso natural de envejecimiento, la intervención que se ha mostrado más eficaz a lo largo de las últimas décadas. Hoy por hoy la práctica de la RC se vislumbra como la única medida dietética capaz de retrasar los efectos por el paso del tiempo, y aumentar la longevidad.

"Somos un ciclo vital" (Bonner, 1993). El ciclo vital es una característica específica, definida por una duración potencial máxima entre la concepción y la muerte de un ser vivo, y una serie de etapas durante las que tienen lugar los procesos de crecimiento, desarrollo, maduración e involución. La secuencia en que se dan estos procesos y la forma o rasgos como se manifiestan están genéticamente programados y ambientalmente limitados.

Así pues, lo que sucede en cada etapa está condicionado por lo que ha ocurrido en las anteriores; de manera que la acción de factores limitantes del medio en etapas tempranas, puede tener consecuencias a largo plazo sobre el proceso de envejecimiento.

En cualquier caso, la adopción de una nutrición adecuada es, de entre todos los factores involucrados en el retraso del proceso natural de envejecimiento, la intervención que se ha mostrado más eficaz a lo largo de las últimas décadas. Los  estudios más recientes, en esta área del conocimiento, indican que muchas de las causas actuales de mortalidad (diabetes y sus complicaciones, la obesidad, el cáncer o las patologías cardíacas) están relacionadas, en gran medida, con los hábitos nutricionales.

La Restricción Calórica (RC) es una práctica que se basa en reducir la ingesta energética procedente de la dieta, con el objetivo de mejorar la salud y retrasar los efectos que trae consigo el proceso de envejecimiento.

Aunque el equipo de Endocrinología y Nutrición de Avantmèdic siempre ha hecho un especial hincapié en las bondades de la Dieta Mediterránea tradicional, -entendida dentro de un estilo de vida y unos factores medioambientales- en los últimos años este concepto pretende ir “un poco más lejos”. Cada vez se habla más de la Restricción Calórica en Humanos y de sus implicaciones en términos de estado de salud, calidad de vida y satisfacción del paciente con su tratamiento.

Entendemos por Restricción Calórica la práctica de reducir la ingesta energética procedente de la dieta, con el objetivo de mejorar la salud y retrasar los efectos que trae consigo el proceso de envejecimiento. Se ha constatado que esta práctica trae consigo efectos beneficiosos en lo que consideraríamos biomarcadores del envejecimiento: la presión sanguínea, la glucosa en ayuno, el colesterol, los marcadores de inflamación sistémica, etc.

Hoy por hoy esta práctica se vislumbra como la única medida dietética capaz de retrasar los efectos del envejecimiento, y aumentar la longevidad máxima. En la RC, se minimiza la ingesta energética, aunque las cantidades aportadas de vitaminas, minerales y otros nutrientes son las suficientes. Han sido varios los términos acuñados para expresar este concepto: CRON o CRAN (Restricción Calórica con una Nutrición Óptima), o la dieta Alta-baja (alta en todos los nutrientes salvo en calorías, en la que sería baja). Otros términos que enfatizan su objetivo: RCL, Restricción Calórica para la Longevidad, o simplemente la dieta de la longevidad.

Los estudios con animales, arrancan de principios del siglo XX, aunque su evidencia parece ser puesta de manifiesto a partir de 1988, con la publicación: Retrasando el envejecimiento y la enfermedad mediante la restricción de la dieta de Walford y Weindruch. No obstante, los últimos estudios persiguen extrapolar y constatar los mismos efectos en humanos.

Mientras tanto, mucha gente ha adoptado independientemente la práctica de la RC con la esperanza de alcanzar los beneficios esperados. Entre los más notables están los miembros de Sociedad para la Restricción Calórica, conocidos como CRONies. Éstos han desarrollado maneras de consumir dietas con bajas calorías y alta nutrición. Nosotros, desde aquí, sabemos que es posible.

A lo largo de estos diez últimos años, algunos investigadores que se dedican a estudiar los efectos de la RC señalan que comporta más efectos positivos que la práctica del ejercicio físico, para prevenir enfermedades asociadas a la edad. Estos hallazgos ponen en duda viejas creencias culturales y teorías científicas sobre la inevitabilidad del deterioro del cuerpo.

El hecho es que sabemos a ciencia cierta que aunque se corroboren todos estos descubrimientos en humanos, es poco probable que la mayoría de las personas sean capaces de gestionar de forma saludable y mantener el estricto control calórico que este régimen requiere. Por lo que es muy importante, no sólo intentar dilucidar los mecanismos biológicos del envejecimiento y de la RC,  sino también adaptarlos a un patrón nutricional tan autóctono y sano como la Dieta Mediterránea Tradicional, de una forma saludable y duradera que nos permita no sólo perder o  mantener nuestro peso sino también alcanzar todo nuestro potencial hasta nuestros últimos días.

Sra. Núria Alcubierre Calvo

Sra. Núria Alcubierre Calvo Especialista en Nutrición y Dietética



Te podríainteresar

Noticias relacionadasen este post

Uno de cada dos adultos en nuestro país tiene el colesterol por encima de los niveles totales recomendados. La hipercolesterolemia no presenta síntomas ni signos físicos, así que su diagnóstico sólo puede hacerse mediante un análisis de sangre... [+]

En la actualidad, el yoga es practicado tanto por quienes intentan desarrollar su conciencia espiritual, como por quien desea mejorar su postura corporal, su elasticidad, fuerza física o armonía mental. Cualquier sea el objetivo que se quiere conse... [+]